Cooperativas Agro-Alimentarias Extremadura

PAC sin recortes

No podemos permitirnos una PAC de recortes, porque no podemos permitirnos dejar de tener alimentos de calidad, dejar de proteger el medio ambiente y favorecer la biodiversidad, dejar de luchar contra el cambio climático y los incendios y dejar de frenar el despoblamiento de las zonas rurales.

04 junio 2018 |

Venimos pidiendo desde hace tiempo que la futura Política Agraria Comunitaria (PAC), la del periodo 2021-2027, cuente con un presupuesto suficiente para que continúe dando estabilidad a los mercados y ayudando a nuestros agricultores y ganaderos a mantener su renta para que sigan dando de comer a 500 millones de personas con la mayor calidad y seguridad alimentaria.

La propuesta de borrador de esa futura PAC presentada hace poco por la Comisión Europea no permite nada ello. No podemos permitirnos una PAC de recortes, porque no podemos permitirnos dejar de tener alimentos de calidad, dejar de proteger el medio ambiente y favorecer la biodiversidad, dejar de luchar contra el cambio climático y los incendios y dejar de frenar el despoblamiento de las zonas rurales.

Sabíamos que la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, el llamado Brexit, y las nuevas políticas europeas supondrían dificultades para cuadrar los presupuestos de la Unión Europea (UE). Pero ese nuevo escenario europeo no puede perjudicar a nuestra agricultura y ganadería, que son clave en el desarrollo y crecimiento económico, medioambiental y social de las zonas rurales de la UE. Y no olvidemos que son el 80% de su territorio.

Pero no habrá sostenibilidad medioambiental y social sin una sólida estructuración económica y empresarial. Ahora se abre un periodo de negociaciones con los Estados miembro de la UE para acordar la reforma de la PAC, que tiene que estar cerrada antes de las elecciones al Parlamento Europeo. Y eso es en mayo de 2019. Hay que ponerse, sin duda, las pilas para poder tener una PAC que permita a nuestros agricultores y ganaderos conservar su renta.

Por eso, la Comisión Europea no puede identificar la modernización y eficiencia de la PAC con recortes presupuestarios, especialmente en estos momentos que hay que afrontar retos globales como es la lucha contra el cambio climático. No puede exigirnos más y ofrecer menos ayudas.

Todos queremos tener alimentos de calidad y eso sólo se consigue con una PAC sin recortes, que permita a agricultores y ganaderos recibir unos precios justos por sus productos, porque en muchas ocasiones no cubren ni los gastos de producción y las ayudas de la PAC les permite mantener su renta y continuar su labor: alimentarnos. Y además cumpliendo numerosas normativas para lograr esa calidad y seguridad alimentaria.

cosecha de tomate en campo
La PAC debe permitir una actividad productiva rentable y sostenible, que permita afrontar los retos que tenemos por delante: equilibrar la cadena de valor, estabilizar los mercados, incrementar la rentabilidad del sector productor, continuar contribuyendo a mantener el medio ambiente, apostar por la innovación, por la sanidad animal y vegetal y favorecer la incorporación a la actividad agraria y ganadera.

Y todo ello se consigue con una PAC sin recortes, porque es una política que proporciona alimentos sanos, de calidad, sostenibles y a precios razonables a la sociedad, y ha demostrado a lo largo de 60 años de historia su valor añadido europeo.

El presupuesto de la UE cuesta menos que un café diario a un ciudadano europeo, y aporta una gran cantidad de beneficios que impactan directamente en su vida diaria y sirve para tratar y encauzar problemas imposibles de afrontar de manera aislada para cualquier Estado miembro o región de la UE. El presupuesto de la UE no es un coste, es una inversión en políticas comunitarias más eficientes y que descargan las cuentas de los Estados miembros.

Esa PAC sin recortes en su presupuesto debe ir acompañada de instrumentos adecuados que permitan desarrollarla, potenciando o rediseñando los que ya están en el primer y segundo pilar. Esto implica un primero completamente financiado por la UE incluyendo las medidas de mercado y los pagos directos; y un segundo cofinanciado en el marco de las políticas de desarrollo rural de carácter estructural.

Desde Cooperativas Agro-alimentarias ya hemos propuesto también medidas específicas que incentiven la integración de los productores en cooperativas, o en organizaciones de productores empresariales (OPE) similares al modelo cooperativo. Este objetivo es una condición básica para reequilibrar la cadena de valor, permitir que las explotaciones de sus socios sean más competitivas en el mercado y más eficientes y respetuosas con el medioambiente.

Nuestras propuestas pasan también por promover un modelo de pagos directos que prime la actividad productiva y transparente, tenga en cuenta a la agricultura mediterránea y unos pagos asociados vinculados a objetivos en el mercado; crear una reglamentación europea de las Prácticas Comerciales Desleales; fomentar la innovación; rejuvenecer el sector; y una Política Comercial Internacional que fomente a la UE como Entidad Única.

Por todo ello queremos una PAC sin recortes, que fortalezca el proyecto europeo, que fomente la competitividad de nuestra agricultura y ganadería, que genere rentas suficientes para agricultores y ganaderos y que favorezca la seguridad de los alimentos a precios razonables para el consumidor y la sostenibilidad medioambiental.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.cooperativasextremadura.es se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.cooperativasextremadura.es

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.