Cooperativas Agro-Alimentarias Extremadura

Cooperativismo Agroalimentario

La puesta en marcha de iniciativas para mejorar las estructuras organizativas de las cooperativas y fomentar la intercooperación, el impulso de la contratación de seguros agrarios y la labor en materia de representación del cooperativismo regional llevada a cabo por Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura ante las distintas Administraciones centran el trabajo de la unión extremeña de cooperativas.

Su objetivo es potenciar el cooperativismo agroalimentario extremeño, cuya relevancia social y económica es incuestionable al ser auténtico motor del desarrollo rural de la región y también de la economía extremeña, puesto que vertebran la región, son las únicas empresas que existen en muchos pueblos extremeños, comprometidas con las zonas rurales y con el medio ambiente, generando riqueza y empleo, primando además la sostenibilidad.

Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura cuenta actualmente con 167 cooperativas asociadas, de las cuales 58 son socias directas, que facturaron más de 815 millones de euros en el año 2017, si bien esa cifra aumenta hasta los 1.230 millones de euros al tener en cuenta la facturación de las cooperativas de base. En total, estas cooperativas generan más de 3.100 empleos en la región y cuentan con casi 47.500 socios agricultores y ganaderos.

aceituna negra extremeña en cinta industria cooperativaEn materia de internacionalización, cabe reseñar que las exportaciones realizadas por las cooperativas extremeñas socias de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura durante el año 2015 (últimos datos disponibles al cierre de esta sección) superaron los 223 millones de euros, lo que supone un incremento del 22% en el valor de las exportaciones realizadas durante el referido ejercicio respecto al año anterior, cuando se superaron los 174 millones de euros, según datos de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura.

Asimismo, las exportaciones que realizaron las cooperativas socias de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura representan el 22% del total de las exportaciones registradas en Extremadura en el sector de la alimentación durante 2015, que fue de 996,7 millones de euros.

Las cooperativas de segundo grado socias de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura que exportaron durante el año 2015 lo hicieron por valor de 85,6 millones de euros, lo que representa un incremento del 25% respecto al año 2014, en el que se alcanzaron los 64 millones de euros.

Agrupación de Cooperativas Valle del Jerte, Viñaoliva y Tomalia encabezan la lista de cooperativas de segundo grado socias de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura con mayor volumen en la exportación de sus productos. Las tres suman exportaciones por más de 51,5 millones euros, lo que representa el 37% de su cifra de negocio total.

De esta lista, cabe destacar además datos como los que arroja esta última cooperativa, Comercial Ovinos, que exporta el 85% de su producción. Le siguen Acenorca, cuyas exportaciones en 2015 supusieron el 75% de su facturación, y Tomalia que exportó el 66,8% de su cifra de negocio.

Las cooperativas de primer grado lideran la exportación cooperativa en la región, rozando los 137,8 millones de euros en el año 2015, un 20% más que en el año anterior, cuando exportaron por valor de 110 millones de euros.

Tomates del Guadiana, Cooperativa del Campo San Pedro y La Unidad son, por este orden, las tres cooperativas de primer grado con mayor volumen de exportación. Estas tres cooperativas exportaron por valor de 60,2 millones de euros en el año 2015, lo que supone el 67,4% de su cifra de negocio total.

No obstante, de los datos se desprende además que dos cooperativas de primer grado exportan más del 90% del total de su cifra de negocio: la cooperativa Santa María Egipciaca y Apihurdes; seguidas por las cooperativas Tomates del Guadiana y Cooperativas de Regantes de Extremadura (Crex), que en 2015 registraron exportaciones por valor del 82% de su cifra de negocio.

Ranking

A todo ello hay que sumar que las cooperativas agroalimentarias ocuparon de nuevo durante el último año importantes posiciones en el marco de la Economía Social española gracias una gestión que arrojó datos positivos en cuanto a facturación y empleo. De este modo, diez cooperativas de la región socias de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura se encuentran entre las 100 principales cooperativas agroalimentarias españolas.

Así lo refleja el Informe ‘Empresas más relevantes de Economía Social 2015-2016’ realizado por la Confederación de Empresarial Española de la Economía Social (CEPES), que recopila datos de 829 empresas de economía social, constatando su peso socio económico.

En el caso de las cooperativas, el ranking incluye a 288 cooperativas de diversa índole de todo país, destacando las del sector agroalimentario, encontrándose diez cooperativas extremeñas entre las cien de dicho sector con mejores resultados de facturación del país.

industria cooperativaEste ranking lo encabeza Acorex, teniendo en cuenta que se trata de los datos de 2015-2016 y ocupa el puesto decimosexto dentro del ranking nacional de cooperativas del sector agroalimentario. Igualmente destacable es Acopaex, en el segundo puesto regional y en el 29 nacional entre las cooperativas agroalimentarias, seguida por Casat, Viñaoliva, Agrupación de Cooperativas Valle del Jerte y Oviso. A ellas se suman Tomates del Guadiana, Pronat, Cooprado y San Isidro de Miajadas. Todas ellas, se sitúan en los primeros puestos del ranking en Extremadura y entre las 100 principales cooperativas del sector agroalimentario a nivel nacional, según el referido informe.

A continuación están la cooperativa Copreca, La Unidad y Tomalia, que ocupan los puestos 102, 103 y 104 respectivamente en el citado ranking de cooperativas del sector agroalimentario.

Las cooperativas agroalimentarias extremeñas que se encuentran entre las cien mejores del país rozan los 611 millones de euros de facturación en el año 2015, siendo destacables también los datos respecto a la creación de empleo, sumando casi 870 puestos de trabajo.

Al sumar las cifras de las tres cooperativas agroalimentarias extremeñas que se quedan ronzando la posición 100 en este ranking, la facturación asciende a 665 millones de euros y los casi 1.070 puestos de trabajo.

Estas trece cooperativas son socias de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura, la federación que aglutina a unas 210 cooperativas de la región para representarlas y defender sus intereses.

Las cooperativas conforman así, del mismo modo que el resto de empresas de economía social, un modelo empresarial vertebrador, donde la eficiencia empresarial se combina con los valores de la solidaridad, responsabilidad y cohesión social. Las cooperativas agroalimentarias extremeñas son, por tanto, empresas que compiten en los mercados internacionales, tienen una actitud innovadora para adaptarse a los nuevos tiempos y miran al futuro con ilusión convencidos de que la implicación de las personas en sus proyectos supone una ventaja competitiva real en los mercados.

Integración

Estos datos reflejan la importancia de las cooperativas extremeñas como empresas y su papel en el sector agroindustrial de la región, con el valor añadido de generar riqueza y empleo en el territorio donde se asientan, comprometidas con las zonas rurales y con el medio ambiente.

Asimismo, los datos citados son muestra del importante peso social, laboral y económico de las cooperativas de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura, de que el sistema cooperativo es un modelo eficaz y fuerte y de que la importancia de las cooperativas agroalimentarias extremeñas como empresas es incuestionable.

Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura aboga así por continuar promoviendo el asociacionismo y la integración cooperativa, para lo que la federación cooperativa está desarrollando diversos proyectos para mejorar las estructuras organizativas de las cooperativas a fin de fortalecer al sector y hacerlo aún más competitivo.

Retos

Y es que, en opinión de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura, el principal reto del cooperativismo es dimensionar las cooperativas agroalimentarias de la región para hacerlas más competitivas en unos mercados cada vez más exigentes, lograr una mayor cooperación e integración y aumentar las exportaciones, para lo que es necesario contar con unas redes de transporte dignas y agilizar los protocolos con otros países. El cooperativismo precisa también de una solución a cuestiones de eficiencia energética, producción ecológica y seguros agrarios, para que las primas e indemnizaciones estén ajustadas a las necesidades de las cooperativas, de los agricultores y de los ganaderos, garantizando así su renta y, con ello, este sector.

comercial ovinosCooperativas Agro-alimentarias Extremadura apuesta por la formación para mejorar la capacitación y profesionalidad de los socios, técnicos y consejeros de las cooperativas; por el relevo generacional; y por la incorporación de la mujer a las explotaciones y a los consejos rectores de cooperativas. De este modo, es la voz de las cooperativas extremeñas, participa activamente en numerosas mesas de trabajo y entiende que este papel hay que fortalecerlo con la creación de un Comité de Cooperativismo, propuesta que ya ha transmitido a la Junta de Extremadura.

RSE

Quedan patentes así los valores y especificidades de las cooperativas, que como empresas de la economía social incorporan además en el día a día, de manera intrínseca, acciones consideradas como socialmente responsables. En este sentido, compromisos como la primacía de las personas por delante del capital o la gestión participativa entre las y los miembros de las organizaciones son algunos ejemplos de este comportamiento responsable.

Sin embargo, muchas veces, estas acciones no están suficientemente sistematizadas ni procedimentadas, lo que conlleva su poca visibilidad y, en definitiva, la carencia de valoración de la acción como tal.

En este contexto, surge la necesidad dentro del conjunto de organizaciones que forman parte de la economía social de empezar a generar procesos internos a fin de procedimentar estas acciones, hacerlas emerger y vincularlas con su estrategia empresarial.

Con este objetivo Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura viene trabajando desde hace años en materia de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) aprovechando la herramienta RSE.COOP que para tal fin se había desarrollado. Con ella, se pretende que las empresas de la economía social puedan reflexionar y autoevaluar su responsabilidad social a partir de las acciones realizadas en el día a día y que, a partir de dicha evaluación, puedan definir un Plan de Acción para mejorar.