Cooperativas Agro-Alimentarias Extremadura

Tradición y modernidad se integran en la Unión de Productores de Pimentón

Los 70 agricultores socios de esta cooperativa miman el cultivo y secado tradicional del pimiento para obtener un producto único y característico, muy valorado a nivel internacional

08 marzo 2019 |

SPP es el pimentón de la Vera con categoría Denominación de Origen Protegida (DOP) que cultivan, fabrican y comercializan los agricultores socios de la Unión de Productores de Pimentón, una pequeña gran cooperativa de Jaraíz de la Vera (Cáceres) que aúna tradición y modernidad.

Constituida en el año 1937, algunos de sus 70 socios son nietos de los fundadores de la cooperativa, que produce anualmente unos 350.000 kilos de pimiento que se transforma en pimentón en su fábrica nueva y moderna, apostando además de forma importante por la calidad, ya que actualmente la cooperativa se encuentra en fase de implantación de diversas normas de calidad y de seguridad alimentaria con el fin de adaptarse al mercado y ser competitivos.

Los productores de pimiento para la fabricación de pimentón de la Vera han continuado así con un cultivo que introdujeron en el siglo XVI los monjes Jerónimos de Yuste. Hoy, los socios de la cooperativa Unión de Productores de Pimentón realizan todas las labores de cultivo de pimiento, desde los semilleros en bandejas flotantes hasta la recolección, que se realiza de forma manual en torno al mes de septiembre.

Una vez recolectado, el pimiento maduro y fresco se lleva a los secaderos tradicionales, donde los agricultores socios de la Unión de Productores de Pimentón encienden un hogar de leña de encina o roble en la parte inferior para, con una lenta combustión por el calor, secar el pimiento, que está en la parte superior del secadero sobre un encintado de madera. Este proceso se prolonga unos 12 días aproximadamente, ya que el secado debe ser lento, si bien está condicionado también por la humedad ambiental y la temperatura exterior.

Cuando está seco es cuando se lleva a la cooperativa, donde se recepciona respetando la trazabilidad con sumo cuidado. Son después los clasificadores, elegidos por la asamblea general de la cooperativa, quienes categorizan los pimientos por su calidad, según un muestrario de valores previamente establecido por cada variedad. En función esas categorías se fija también el precio que se paga al socio agricultor, “algo que hacemos como cooperativa para incentivar la calidad y que el agricultor se esmere y traiga un producto mejor”, explica el gerente de la Unión de Productores de Pimentón, Juan Hernández.

Es entonces cuando comienza la fabricación del pimentón de la Vera en esta cooperativa. Tras limpiarlo y triturarlo, el pimiento pasa a ser molido. Aquí reside otro de los secretos del Pimentón de la Vera con DOP. El molido se realiza en unos molinos de piedra tradicionales que realmente lo que hacen es ‘rasgar’ el pimiento cuando pasa entre las dos piedras que lo forman, dando como resultado un pimentón molido con su particular y única textura.

pimentón vera
Tras ello, el siguiente paso es otro de los que caracterizan al Pimentón de la Vera y es que se le añade aceite de girasol para mejorar sus características organolépticas, pero en un porcentaje muy bajo para que no transfiera ninguna propiedad, aroma o sabor al pimentón. “La DOP fija en un 3% la cantidad máxima a añadir y nosotros no agregamos más de un 1%”, explica el gerente de la cooperativa Unión de Productores de Pimentón.

Es el momento de la comercialización, algo que esta cooperativa realiza bajo la marca SPP y en diferentes formatos: en bolsas y latas para consumo doméstico y hostelería y en sacos, que es un gran formato, destinados a la industria cárnica para la fabricación de embutidos. “Es nuestro principal cliente, porque cuantitativamente son los que más consumen, pero todo ello lo comercializamos con nuestra marca y con DOP, ya que somos una de las 19 fábricas que existen con acreditación para ello”, indica Juan Hernández.

Así es como sale al mercado, tras un minucioso, artesanal y único proceso, el Pimentón de la Vera, que se ha convertido en un producto insustituible, alabado por numerosos grandes cocineros por sus cualidades. Esta gran aceptación ha llevado al sector a encontrarse en un gran momento. No en vano, en 2010 se cultivaron en toda la zona unas 900 hectáreas de pimiento para pimentón con DOP y en el año 2018 se han alcanzado las 1.400 hectáreas. La calidad y las características que hacen único al Pimentón de la Vera, gracias al mimo con que lo cultivan y producen los agricultores de la Vera, son la clave de ello.

pimentón vera¿Sabías que hay cuatro variedades?

Le llaman el ‘oro rojo’ y existen cuatro variedades de pimiento cultivado para pimentón: Jaranda y Jariza para pimentón agridulce, Bola para el pimentón dulce y Jeromín para el picante. Todas ellas son variedades autóctonas de la zona, una de las características que hace único al pimentón de la Vera, siendo además el único del mundo que se seca con un ahumado que se realiza artesanalmente con leña de encina o roble, lo que le confiere un sabor y aroma peculiar, además de una gran estabilidad de color, lo que le hace idóneo para la fabricación de embutidos.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.cooperativasextremadura.es se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.cooperativasextremadura.es

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.