Cooperativas Agro-Alimentarias Extremadura

“Más del 70% del tabaco extremeño se cura con biomasa y esto es otro factor fundamental para su sostenibilidad”

Entrevista a Juan José Manzanero, presidente de la Sectorial de Tabaco de Cooperativas Agro-alimentarias de Extremadura

29 noviembre 2018 |

La campaña se está desarrollando con normalidad, pero ¿cuáles son los desafíos del sector tabaquero?

Estamos en un momento de cambio. Las manufactureras han iniciado caminos para comercializar lo que llamamos nuevos productos del tabaco, los cigarrillos sin combustión. Esto podría provocar un cambio muy significativo ya que emplean menos tabaco y con un mayor nivel de exigencia en su calidad. Aunque va a ser difícil que nuestro tabaco extremeño forme parte de estos nuevos productos, nuestro objetivo debe ser que llegue a formar parte sustancial de los mismos y así garantizar la sostenibilidad de la producción a medio plazo, coexistiendo y compatibilizándolo con la producción de tabaco destinado a los productos tradicionales.

El tema de los precios es un problema, ¿cuál es la solución para los productores?

Los precios que perciben los productores en España son bajos en relación a los pagados en otros países de la UE con similares calidades. Y también lo son en relación a los altos costes de producción. Es muy importante estudiar y establecer oficialmente cuáles son los costes reales de producción y poder trasladarlos a los acuerdos que las manufactureras firman con el Ministerio de Agricultura, en muchas ocasiones, en presencia de la Junta de Extremadura. Los acuerdos deben reflejar no solo volúmenes de compra adecuados sino también cuantías económicas, como viene siendo habitual por ejemplo en Italia.

El establecimiento de contratos plurianuales es una de las históricas reivindicaciones de esta Sectorial ¿qué se ha avanzado en este sentido?

En 2017 una de las cooperativas socias, Ibertabaco S.C. firmó un contrato trienal con Deltafina, la filial italiana del grupo americano Universal Leaf Tobacco. Sin embargo, este acuerdo y el buen funcionamiento del mismo no han servido aún como modelo para el resto de las empresas transformadoras. Estamos convencidos que esta es una de las mejores opciones para dar estabilidad a los productores y a las cooperativas, permitiendo afrontar el futuro con más garantías al saber que en 3-4 años vista el tabaco producido va a ser vendido en unas condiciones determinadas.

¿Hay ahora más casos de venta ilegal de tabaco o es que se conocen más?

Sí, sobre todo del comercio ilegal de picadura de tabaco, tabaco que se fuma sin un proceso complejo de transformación y manufactura. El comercio ilícito del tabaco es una lacra que debemos combatir de forma integral entre todos los operadores del sector. Y las cooperativas hemos colaborado estrechamente con la Consejería de Agricultura de la Junta de Extremadura para poner en marcha un decreto que permita ayudar a trazar al máximo posible la producción, transporte y entregas del tabaco.

¿Qué cifras de contratación se manejan esta campaña?

Los volúmenes contratados en esta cosecha son muy similares a los producidos en 2017. Si bien se producen todos los años presiones para reducir los volúmenes de contratación, no se vienen registrando modificaciones significativas por la fuerte presión de la oferta de los productores y las cooperativas. Es importante señalar que la producción y la calidad del tabaco extremeño son muy estables en el tiempo y no sufren grandes variaciones como ocurre en otros países del entorno. Esto hace que nuestro tabaco sea cada vez más apreciado en los mercados.

Los acuerdos de compra de grandes tabaqueras ¿dan tranquilidad?

Los convenios normalmente se firman entre el Ministerio de Agricultura y las principales compañías multinacionales. Lo importante de ellos es que afecten a la mayor parte posible del tabaco producido en Extremadura y esto se ha venido consiguiendo. Sin embargo, a día de hoy, salvo el acuerdo suscrito con Japan Tobacco (JTI), todos los demás están vencidos y esto es una cuestión que nos debe preocupar. Es necesario volver a meter presión al Ministerio de Agricultura, desde todas las partes -productores, empresas y Junta de Extremadura- para que se renueven y revisen los acuerdos de compra que van venciendo, tratando de introducir mejoras, con volúmenes adecuados e importes económicos ligados a los altos costes de producción.

¿Cómo se presenta el futuro del tabaco con la PAC?

El sector del tabaco es probablemente el que más tiene que perder con una nueva reforma de la PAC. Esperemos que en las negociaciones futuras se pueda mantener un sistema de regionalización y que los productores de tabaco no tengan que ser una vez más los sacrificados de la política agrícola común. Por otro lado, y a pesar de lo poco que nos quieren en Europa, es un sector que ha alcanzado unos niveles de sostenibilidad muy altos, por lo que también estará preparado para afrontar los retos medioambientales que se esperan.

¿Cuál es el peso de las cooperativas en este sector?

En un amplio sentido de integración, prácticamente todo el sector del tabaco está integrado en entidades asociativas, algo muy destacable que se ha venido produciendo gracias a las políticas agrarias europeas que ahora nos vuelven la espalda. Hay 6 entidades asociativas en Extremadura, de las cuales 4 son cooperativas que representan alrededor del 50% de la producción y 2 son SAT´s. A su vez las cooperativas están integradas en Cooperativas Agroalimentarias y las SAT´s en la Federación Nacional de Cultivadores de Tabaco y ambas asociaciones son miembros de la Organización Interprofesional del tabaco, junto con la asociación que agrupa a la casi totalidad de las empresas de primera transformación. Estamos muy bien organizados y esto nos debería hacer afrontar el futuro con optimismo.

¿Qué opina acerca de que se vincule producción de tabaco y consumo?

Entiendo que esto sea inevitable pero nosotros nos dedicamos a producir tabaco de la forma más sostenible posible, con respeto al medio ambiente y con la máxima calidad que demanden los mercados, libres de residuos de fitosanitarios, limitando el uso de fertilizantes y del agua de riego y contribuyendo al mantenimiento de la biodiversidad. No producimos fumadores.

¿Cuál es la apuesta de las cooperativas de tabaco por las energías verdes?

La apuesta ha sido muy fuerte, con importantes inversiones ya que desde 2008 en la mejora de los secaderos de tabaco, en dos sentidos: uno, colectivizando la actividad en grandes centros de curado en las cooperativas; y otro, empleando en todas las instalaciones nuevas energías renovables, fundamentalmente biomasa (hueso de aceituna, cáscaras de frutos secos, astilla de madero, pellets de madera, etc.). A día de hoy, más del 70% del tabaco se cura con biomasa y esto es otro factor fundamental de la sostenibilidad del tabaco extremeño, muy lejos hoy en día de cualquier otro origen de tabaco mundial en este aspecto. A partir del 2010 todas estas inversiones fueron subvencionadas por los programas de desarrollo rural de la Junta de Extremadura y ha sido un acierto pleno.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.cooperativasextremadura.es se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.cooperativasextremadura.es

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.