Cooperativas Agro-Alimentarias Extremadura

Cooperativas Extremadura solicita el uso excepcional de 4 sustancias activas para fitosanitarios en cultivos de arroz y tomate

A ello se suma la solicitud de uso excepcional de spinosad 48% en el cultivo de la cereza, con el objetivo de establecer una estrategia de control eficaz contra la mosca Drosophila suzukii.

17 abril 2018 |

Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura ha solicitado la autorización del uso excepcional de cuatro sustancias activas para fitosanitarios en los cultivos de arroz y tomate de la región, ante la escasez de sustancias autorizadas que resulten eficaces para la lucha contra malas hierbas y plagas que infectan a estos cultivos.

Esta solicitud se ha presentado ante la Dirección General de Agricultura y Ganadería de la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio para que sea trasladada al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, tal y como permite, para situaciones de emergencia fitosanitaria, el artículo 53 del Reglamento (CE) nº 1107/2009, del Parlamento Europeo y del Consejo.

Las dificultades de controlar las malas hierbas en el cultivo del arroz, junto los bajos precios de mercado, están llevando a este cultivo a una escasa rentabilidad, pese a ter una gran importancia en Extremadura, con 23.656 hectáreas de superficie y más de 148.000 toneladas de producción (19% de la nacional).

De ahí la necesidad de poner en marcha medidas que permitan controlar con sustancias activas eficaces, cuya escasez está preocupando al sector, tal y como ha expresado en diversas ocasiones Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura, que permitan controlar las malas hierbas que infectan a este cultivo, toda vez que el sector arrocero ha implantado en cada campaña medidas alternativas al uso de herbicidas que permitan paliar esta situación. Entre esas medidas se encuentran la siembra de variedades más resistentes, la siembra y nascencia en seco en lugar de sobre terreno inundado, la rotación del cultivo del arroz producido bajo el protocolo de calidad de Producción Integrada con otros cultivos y la implantación de tecnología que permite utilizar herbicidas mediante la combinación de resistencia genética no transgénica de variedades de arroz respecto a los herbicidas que se le aplican.

La solicitud de uso excepcional planteada por Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura se refiere al oxadiazón, un herbicida de pre-emergencia esencial para la gestión de malas hierbas difíciles como Heteranthera spp, puesto que no existen en el mercado productos alternativos eficaces. Su modo de acción se basa en la inhibición de la enzima vegetal protoporfirinógeno-oxidasa (PPO).

También se ha solicitado el uso excepcional del propanil, un herbicida de aplicación en post-emergencia temprana, imprescindible para una gestión sostenible y eficaz contra las malas hierbas de tipo Ciperáceas, pues tiene un modo de acción diferente.

A ellos se une el uso excepcional solicitado para el molinato, un herbicida de aplicación en pre-emergencia y/o post-emergencia temprana necesario para luchar contra malas hierbas de hoja estrecha en arrozales, tales como Leptochloa spp. El molinato tiene una persistencia baja en el agua y en el suelo, con un periodo de degradación de unos cinco días, ya que su absorción por el sistema radicular es muy rápida.

El Molinan-G, fabricado por Sipcam Iberia, ha sido el formulado empleado otros años con excelentes resultados y tampoco cuenta actualmente con autorización.

Hay que destacar que la aplicación de este herbicida no se realizaría de forma masiva, ya que las medidas alternativas al uso de este herbicida, anteriormente expuestas, reduce de manera importante la necesidad del su uso, pues con ellas evitaríamos la aplicación del herbicida en un 50% de la superficie cultivada de Arroz (unas 12.000 hectáreas).

Las 12.000 hectáreas restantes necesitarían un sólo tratamiento con Molinan-G, pues la primera generación de Leptochloa spp podría combatirse con otros productos más polivalentes. Sin embargo, el único mecanismo de defensa en la actualidad para combatir la segunda generación de Leptochloa spp, con las mínimas garantías y en un tratamiento antes de la inundación del cultivo, es tratando con la sustancia molinato.

1,3 Dicloropropeno

Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura ha solicitado también la autorización de uso excepcional del 1,3 Dicloropropeno para el cultivo de tomate en la región, como sustancia eficaz para desinfectar antes de la siembra el suelo contaminado por nematodos, son unos gusanos que parasitan las raíces provocando diversos daños, pudiendo ocasionar, en caso de ataques severos, la muerte de la planta.

Como medios de defensa fitosanitario, el agricultor cuenta con varias alternativas como son la aplicación de tratamientos fumigantes para desinfectar los suelos antes de la siembra o trasplante con sustancias, pero que no son efectivos tras utilizarlos durante varios años porque la plaga se hace resistente a ellos.

Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura considera que los productores de tomate de la región, que cultivan unas 22.000 hectáreas, deben contar con medios de lucha eficaces para la defensa de su cultivo para que tenga continuidad en la región, siendo uno de esos medios poder cambiar de producto fitosanitario y aplicar 1,3 Dicloropropeno para la desinfección del suelo previo a la siembra o trasplante del tomate.

Este producto no deja residuos en fruto, ya que se aplica al suelo antes de la siembra, ni es muy contaminante porque es un gas que se evapora, pero no está disponible en el mercado por normativa europea por la peligrosidad que conlleva su manejo para los aplicadores. Por ello se exige que éstos estén en posesión del carné de fumigador que garantiza que han adquirido los conocimientos necesarios para operar con dicho producto.

Hay que destacar que el 1,3 Dicloropropeno se viene autorizando habitualmente desde hace varios años para la desinfección de suelos para distintos cultivos en varias comunidades autónomas.

Uso excepcional también en el cultivo de la cereza

A la solicitud de uso excepcional de estas sustancias activas para el arroz y el tomate se suma otra para la autorización excepcional de spinosad 48% en el cultivo de la cereza, con el objetivo de establecer una estrategia de control eficaz contra la mosca Drosophila suzukii.

Este año 2018 se ha dado registro para el control de esta plaga en el Registro de Productos Fitosanitarios del Ministerio de Agricultura de dos nuevos productos cuyos efectos no están contrastados en la zona de cultivo de cereza en el Valle del Jerte, pero que además resultan insuficientes para elaborar una estrategia eficaz y continua durante toda la campaña de recolección que se alarga durante 3 meses.

Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura ha solicitado así la autorización excepcional del spinosal 48% porque su eficacia sí se ha evaluado en las ultimas campaña contra esta plaga, siendo además el único producto que puede utilizarse en una estrategia de lucha bajo la norma de Agricultura Ecológica en la cual están inscritos numerosos productores asociados a este sector.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.cooperativasextremadura.es se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.cooperativasextremadura.es

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.