Cooperativas Agro-Alimentarias Extremadura

Cooperativismo Agroalimentario

Las cooperativas agroalimentarias extremeñas juegan un importante papel en economía agraria y en el mundo rural, toda vez que generan riqueza y empleo en este ámbito, contribuyendo a fijar la población rural.

A ello se suma el fuerte avance registrado por las cooperativas extremeñas en materia de competitividad, para responder así de una manera muy eficaz a los nuevos retos que demanda la sociedad europea actual.

Reflejo de la apuesta del cooperativismo extremeño por la competitividad para ser empresas fuertes y competitivas, además de ser un claro ejemplo de cómo la racionalidad económica y el progreso social son compatibles con la solidaridad y la responsabilidad social, es el ranking de empresas de economía social en España en el año 2009 elaborado por la Confederación Empresarial Española de la Economía Social CEPES, que recopila datos de empleo y facturación de las distintas figuras jurídicas que se enmarcan dentro de la economía social.

Según este ranking, un total de 13 sociedades cooperativas agroalimentarias extremeñas pertenecientes a Cooperativas Agro-alimentarias Extermadura aparecen entre las relevantes de España, entre ellas Acorex, Acopaex, Casat, Agrupación de Cooperativas Valle del Jerte, Viñaoliva y Oviso.

Otros datos, los del Observatorio Socioeconómico del Cooperativismo Agrario Español (OSCAE), correspondientes al año 2009, reflejan que Extremadura es la segunda región con mayor número de cooperativas que comercializan sus productos con marca propia, y que la apuesta por la calidad empresarial y por los proyectos innovadores son otras características de las cooperativas extremeñas.

En concreto, estos datos indican que el 68,7% de las cooperativas agroalimentarias extremeñas de segundo grado cuenta con productos con marca propia, lo que sitúa a Extremadura con la segunda región con mayor número de cooperativas que comercializan sus productos con su marca, sólo por detrás de la Comunidad Valenciana (71,4%). En el caso de cooperativas extremeñas de primer grado, la cifra es del 47,6%.

Extremadura es igualmente la segunda comunidad autónoma con mayor número de cooperativas de segundo grado que apuestan por la calidad empresarial junto a las navarras. Y es que el 62,5% de las cooperativas extremeñas de segundo grado dispone de algún tipo de certificación en sistemas de calidad, como pueden ser la ISO 9000 o la ISO 22000.

Este porcentaje supera el 33% en el caso de las cooperativas extremeñas de primer grado, ocupando así el quinto puesto a nivel nacional.

Precisamente las cooperativas de primer grado de la región son de las que más participan en proyectos de I+D+i. El 23,8% de estas cooperativas desarrolla iniciativas innovadoras, situando a Extremadura como la segunda región con mayor número de proyectos de este tipo, por detrás únicamente de Castilla y León (36%).

Esta posición se convierte en la tercera a nivel nacional en el caso de las cooperativas de segundo grado de Extremadura, ya que el 62,5% de las mismas lleva a cabo algún proyecto de I+D+i. Son así las terceras que más desarrollan estas iniciativas, detrás de Navarra y Asturias.

Por otro lado, más del 14% de las cooperativas extremeñas de primer grado y el 25% de las de segundo grado comercializan con lábel de calidad tipo DOP, IGP, ETG o Marca de Garantía.

Todo ello refleja la importancia de las cooperativas extremeñas como empresas y su papel en el sector agroindustrial. No en vano, Extremadura es la sexta región con mayor volumen de negocio de sus cooperativas, en concreto el 6,74% del nacional y con mayor creación de empleo (el 4,11% del nacional cooperativo), al dar trabajo a un total de 2.929 personas entre empleo fijo y empleo temporal.

En definitiva, cifras que resaltan la importancia del movimiento empresarial cooperativo y su papel al contribuir al desarrollo y modernización del sector agroalimentario español.

Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura integra a 227 cooperativas de la región, que facturaron más de 862,5 millones de euros en el año 2009.

Extremadura es así la quinta región con mayor peso en el cooperativismo, dentro de Cooperativas Agro-alimentarias, que agrupa a 2.862 entidades asociativas agrarias -entre cooperativas y algunas SATs- y a más de un millón de socios en todo el territorio nacional, en prácticamente todos los subsectores agroalimentarios.

Cooperativas Agro-alimentarias Cifra de negocio
Andalucía 29,96%
Aragón 5,62%
Asturias 1,45%
Comunidad Valenciana 9,93%
Canarias 0,13%
Cantabria 0,08 %
Castilla-Mancha 8,46 %
Castilla y León 

10,30% 

Cataluña 9,80%
Extremadura 6,74%
Galicia 6,05%
Islas Baleares 0,48%
La Rioja 1,01%
Madrid 0,46%
Navarra 3,69%
País Vasco 1,20%
Región de Murcia 4,65 %
Total 14.703M€

Las cooperativas agroalimentarias españolas proporcionan empleo a 73.845 trabajadores, la mayor parte en el medio rural, lo que convierte a este tipo de empresas en un auténtico motor económico, social y cultural de las zonas rurales y menos pobladas de nuestro país.

Por sectores productivos, las entidades asociativas suponen el 100% en la producción de tabaco, el 80% en la oferta de mosto, el 70% en la producción de aceite de oliva y vino y el 60% en la de arroz. También tienen un peso importante, con el 45% de la producción, en los sectores de cítricos, leche de vaca y de oveja y frutos secos. En menor medida, suponen el 35% también en la producción de aceituna de mesa, frutas, carne de ovino y caprino, cereales, oleaginosas y algodón.

Descargar Observatorio Socioeconómico del Cooperativismo Agrario Español