Tabaco

Las cooperativas asociadas a Cooperativas Agro-alimentarias representan el 43,6% del volumen total del tabaco contratado si bien, es preciso resaltar el alto grado de integración que tiene este sector con un 95% de los agricultores integrados en cooperativas o en sociedades agrarias de transformación, siendo el sector con un nivel de integración más alto en España.

Con unas variaciones muy bajas, continúa existiendo una alta estabilidad en las cifras de contratación de tabaco en España, sumando ya nueve años con volúmenes muy cercanos a las 30.000 toneladas de tabaco, en su mayoría de la variedad Virginia que es la que tiene más demanda en el mercado. Del mismo modo, sigue la tendencia de los últimos años en la que hay una reducción del número de agricultores pero que mantienen e incluso aumentan ligeramente el volumen de la producción contratada.

La contratación nacional de tabaco se centra en Extremadura, debido fundamentalmente al paulatino abandono del sector por parte de productores que deciden dejarlo por el elevado nivel de competitividad que se exige en materia de costes y por el efecto de la conocida rotación como requisito imprescindible dentro de las ayudas agroambientales en el sector. En el resto de España la presencia del cultivo del tabaco es testimonial, en la zona de Castilla León limítrofe con Cáceres y algo en Castilla La Mancha y Navarra.

La variedad mayoritaria es la Virginia, que supone un 96% del total y se contrata en su totalidad en Extremadura. Ha subido un 1%, igual que la variedad Burley que ha subido un 26%. Por el contrario, la variedad Havana ha bajado un 52%.